miércoles, 27 de abril de 2016

Acta del jurado del VIII Certamen Internacional de Poesía Fantástica miNatura 2016



Acta del jurado del VIII Certamen Internacional de Poesía Fantástica miNatura 2016

Reunidos los votos del Jurado del VIII Certamen Internacional de Poesía Fantástica miNatura 2016, formado por:
Manel Aljama (Narrador)
Lynette Mabel Pérez (Narradora y poeta)
Pablo Martínez Burkett (Narrador)
Elaine Vilar Madruga (Narradora y poeta)
Carmen Rosa Signes U. (Narradora)
Ricardo Acevedo Esplugas (Poeta y narrador)

Tras la lectura de los 68 poemas presentados, que provenientes de diferentes nacionalidades, a saber:
10 argentinos
1 brasileño
2 chilenos
4 colombianos
4 cubanos
1 salvadoreño
21 españoles
1 estadounidense
14 mexicanos
1 peruano
1 peruano-italiano
2 puertorriqueños
3 uruguayos
3 venezolanos
El jurado señala la dificultad que, un año más, ha supuesto la selección del grupo representativo del que salió el poema ganador de esta octava edición de este certamen. Felicitamos a todos los participantes por el interés prestado.
En breve verá la luz el dossier especial de la Revista Digital miNatura dedicado al VIII Certamen Internacional de Poesía Fantástica miNatura 2016 (Revista Digital miNatura 1XX) en la que serán publicados tanto el poema ganador como los finalistas, un número especial que contará con la colaboración de grandes y destacados ilustradores. Tanto el ganador de este certamen como los finalistas recibirán por correo electrónico, a la dirección que nos han facilitado, diploma acreditativo de su participación en el concurso.

El jurado del VIII Certamen Internacional de Poesía Fantástica miNatura 2016 proclama como ganador del certamen el poema:

LOS JINETES DEL RECUERDO por Antonio Mora Vélez Seudónimo: Antuko (Colombia)
En palabras de Ricardo Acevedo miembro de nuestro jurado y director de la Revista Digital miNatura: “En Los jinetes del recuerdo de Antonio Mora Vélez se puede percibir una atmósfera que nos recuerda el encanto del viejo Space Western. Todo en él nos trasmite un mundo personal en unos versos cargados de imágenes poderosas que hacen de esta obra un ejemplo perfecto de fantasía poética. ”

Así mismo el Jurado decide hacer mención de la calidad de los siguientes poemas finalistas (orden alfabético):

LOS QUE ESTUVIERON por Gregoria Bollé. Seudónimo: Kassandra (Cuba)
ESPEJO por Marcos Andrés Galli. Seudónimo: Manx (Argentina)
SATURNO DEVORANDO A UN HIJO por Jimena Jurado Garcia La Sienra. Seudónimo: Cosmic Fémina (México)
TI BON ANGE por Jaime Ignacio Magnan Alabarce. Seudónimo: David Tourneur (Chile)
VAGÓN CÁRCEL SIDERAL por Benito Pastoriza Iyodo. Seudónimo: Eranthe (Estados Unidos)
ARIADNA EN EL CENTRO DEL LABERINTO por Silvia Claudia Rivas. Seudónimo: Valkyria (Argentina)
EL DUENDE por María de los Ángeles Rodríguez Castillo. Seudónimo: El elefante (México)
PEREGRINO por Sergio F. S. Sixtos. Seudónimo: Pistolita (México)
EL GRAKHDANOSS por Enrique Urbina Jiménez. Seudónimo: Hiram (México)
Un año más, nuestro más sincero agradecimiento por la buena acogida que sigue
teniendo el certamen que viene a confirmar el interés que la poesía fantástica tiene entre
los poetas contemporáneos y que queda evidenciada por la calidad de las obras presentadas. Os esperamos el año próximo en la 9ª edición de este certamen.
Gracias a todos.

Ricardo Acevedo Esplugas
Carmen Rosa Signes Urrea
Directores de la Revista Digital miNatura
San Juan de Moró a 27 de abril de 2016


lunes, 14 de marzo de 2016

AVISO A CONCURSANTES

         Queda cerrado el plazo de admisión. Os recordamos que todos aquellos trabajo que llegaron con adjunto no han podido ser admitidos, simplemente porque no se puede saber ni tan siquiera quién los envió, el correo dispuesto para el envío de originales no los admite.
          El fallo del jurado será publicado aquí conforme a la fecha que aparece en las bases, 27 de abril del presente año.
         Gracias a todos los que habéis participado y muchísima suerte. 
La Organización

68. ACOMPAÑADA. De Valentina


"El beso febril del sol
quema la habitación
mas no lo siento

Y su brillante caricia
solo resalta las sombras
ausentes en el suelo

La brisa fría que se enreda
en mi cabello me recuerda
que la habitación está cerrada

Mientras que el eco
intranquilo del silencio
agranda el taco en mi garganta

Pero son las sensuales garras
sobre mi cuello las que me dicen
que aún no he sido abandonada."

Seudónimo: Valentina

67. JUEGO. De Daniel Romero


Soñé que manejaba un videojuego
de formación de sistemas solares.
Se trataba de agarrar
nubes de gas rojizo
comprimirlas en volutas elipsoidales,
y, solamente con las manos,
pero unas manos del tamaño de una estrella,
ir dándoles forma de planeta,
evitando que la fuerza centrífuga
y la gravedad
las desperdigaran.

Me desperté antes de ganar o perder,
pero pocas veces
me he sentido tan dios.

Seudónimo: Daniel Romero

domingo, 13 de marzo de 2016

66. UNO DE LOS FINALES DE MARTE. De Estrelicia


Levanté de un tirón el bolso
tomé a mi hijo de la mano
vos también te fuiste con los tuyos
escapando de esa guerra incierta
los violetas surcaban como arcanos
los cielos de Lindeon
como misiles sedientos de vida
nos cruzamos en las filas
de cuerpos desesperados huyendo
del vacío de milenios
que sabíamos nos esperaría
con la vaga esperanza de la pervivencia
en otros suelos
nos miramos de reojo
acalorados por la multitud estática
sin gritos ya, como todo lo que
huele la muerte
ahí estaban los tuyos y los míos
y nosotros cada uno de un lado
nuestro mundo íntimo
ése que la colmena había prohibido
quedaría sepultado por el silencio de
los siglos del hombre
porque en la huida dolorosa
habíamos dejado parte de nuestro
pequeño y sonoro tesoro amoroso

Seudónimo: Estrelicia

65. EL SILENCIO LO ES TODO. De Laura Velarde


I
Cuéntame
el rumbo de los sueños
donde soy eco del mar
y en tus ojos caen
las huellas del espejismo que se rompe
II
Es hora de hablar
pues las tinieblas se adueñan de mis manos
y en la soledad de tus pisadas
las telarañas relampaguean
ante el freno del tiempo
III
La manecilla del reloj
toca la melodía del fin
ha llegado el momento
de que la sombra se desangre
de que el silencio lo sea todo

Seudónimo: Laura Velarde

64. LA MUERTE. De El aviador


Hoy es viernes trece
Un día de mala suerte
Y aunque la gente no lo crea
Se que me visitará la muerte

No es la primera vez
Que esta dama me viene a ver
Pero voy consiguiendo esquivar
Sus artimañas de maldad
Pues no hay nada más activo
Contra sus malas entrañas
Que una fiesta entre amigos
Donde predomine la risa
La alegría y la amistad.

Seudónimo: El aviador

63. EN UN MUNDO DE TECNOLOGÍA. De En un mundo de tecnología


Esta es una historia que
no te vas a creer.
¿Un cuento sencillo?
No es fácil de saber.

Mi búsqueda comenzó
una mañana de primavera,
nubes y bonitas flores
descansaban en la ladera.
Ostentosa la maquinaria que
destruía mi paisaje.
Esperaban construir robots,
toneladas y de montaje.

Esto es lo que ocurrió
cuando un robot se rebeló.
Nadie se lo esperaba…
¡Oh! ¡Nadie imaginaba
la fuerza con la que luchaba!

Oscuro futuro acecha,
grave y mortal, para
Ítaca, isla robótica.
Acróstico y final.

Seudónimo: En un mundo de tecnología

62. PERSECUCIÓN. De Igraín


El susurro del viento
que azota mi ventana
reaviva mi conciencia
una noche agitada.

Contorno deformado
andar resoplando
tu paso ahora,
se va apresurando.

Estoy terrada, tiemblo de espanto,
todavía recuerdo, mi último llanto;
"¡Que alguien me ayude!"
Se está acercando.

Mi respiración se agita,
corro despavorida.
Y cuando doblo la esquina,
adiós a la vida.

Seudónimo: Igraín

61. Y VOLÓ. De Zai Mesa


Y voló,
Atragantado de miedo.
Aquella sombra que lo seguía,
No era perfecta, ni sublime.
Era aterradora,
Era una mezcla de insomnio
Y locura.
¿Qué quieres?, ¡Déjame ir!
Gritó desesperado,
El fugitivo encadenado.
Sus alas no eran tan fuertes,
Pero su miedo era incoherente,
Nada frenaba a aquella sombra,
Que lo acechaba.
La luz no aparecía,
Era una hora oscura,
Sin embargo la sombra sí se veía,
Saltando de una esquina a otra.
Pasos acelerados,
Que frenaban de repente,
Se acercaron al fugitivo,
La sombra se acercó finalmente,
Pero la sorpresa fue más grande,
Cuando vio su rostro,
En la misma sombra
Que se detuvo al verle de frente.


Seudónimo: Zai Mesa