jueves, 18 de mayo de 2017

10. ALTA FIDELIDAD. De Arácnido


Se agachó a recoger el pedazo más grande de su corazón destrozado. Curioso, lo miraba como si no fuera algo suyo, como carne barata y medio podrida. Al fondo, una chica lloraba lágrimas de metal, con otro pedazo de corazón en las manos. ¿Se habrían visto alguna vez anteriormente? Algo parecido a un amor de tuercas enmohecidas se abría paso. Sin saber qué hacer, solidarizándose en la amargura, unieron los restos mecánicos con una mirada. Encajaban perfectamente. Un mecanismo de alta fidelidad.

Seudónimo: Arácnido

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.