domingo, 11 de junio de 2017

31. ¡ARRE UNICORNIO! De Eslaba


Había una vez en un extraño lugar, un bosque mágico lleno de unicornios. Cada uno tenía una función para que todo marchase bien allí y en todos los lugares y para que ninguna persona dejase de soñar y de cumplir sus sueños. Cada unicornio llevaba la melena de un color diferente que significaba un sentimiento. Un sentimiento que deberían reforzar en las personas para que no se rindieran ante sus sueños. El unicornio de larga melena amarilla se dedicaba a llevar consigo la alegría hasta las personas que más tristes se encontraban mientras el unicornio verde regalaba esperanza allí por donde pasaba. El de la melena naranja transmitía fortaleza y el de melena roja regalaba la pasión. El unicornio rosa llenaba todo de paz y el violeta de un montón de creatividad. Pero para los casos más extremos existía el unicornio multicolor. Y era ese el que se había dado cuenta de que en el pueblo había un niño que había dejado de creer en los cuentos de hadas y príncipes, donde todo acababa bien y lo que es peor, había dejado de creer en los sueños. La verdad es que había tenido una vida bastante dura para su corta edad. Así que el unicornio salió a estudiar el caso para intentar sorprenderle y que volviera a soñar. El niño adoraba ver las estrellas y cuando llovía, le encantaba ver como se creaba el arco iris. El unicornio partió hacia la lluvia y cuando el niño esperaba en la ventana para ver como el arco iris nacía, apareció volando el unicornio más bonito del planeta. Era como si el arco iris naciera de su cola y eso la verdad no se lo esperaba, pues no creía en cuentos, ni en unicornios ni en las hadas. Los colores le hicieron sentir bien y la magia que acababa de ocurrir hizo que sus miedos lejos volaran. Y es así como empezó a creer en los cuentos, en los sueños y en la magia. Y así fue como creció fuerte, valiente y sonriente pasara lo que pasara. La vida había que cargarla de ilusión y eso le había regalado aquel extraño caballo de un cuerno cargado de colores.
Seudónimo: Eslaba


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.