sábado, 1 de julio de 2017

55. LA ASTUTA GOLONDRINA. De La golondrina Azul


Pepita era una golondrina bellísima que disfrutaba de todos sus viajes por el mundo. Un día sobrevolando una huerta repleta de verdes albaricoqueros y de naranjos perfumados de azahar, donde la hierba relucía como un campo de golf, no pudo resistirse y se lanzó en picado aterrizando en aquella tierra restregándose con los vinagrillos que allí habitaban.
Esto es el paraíso, -pensó.
Los insectos abundaban, los caracoles y los gusanos. Justo cuando iba a por uno de esos suculentos anélidos, una red le cayó encima.
¡O no!, no me puedo mover -decía la pobre Pepita mientras intentaba mover sus alas.
Por un tiempo en una oxidada jaula se vio. Pero su larga paciencia y astucia hasta que aprendió a abrir la puerta de aquella pequeña jaula donde había sido encarcelada, hizo que de nuevo libre se alzará.
Y así, volvió a ser la libre golondrina que viaja por la Tierra disfrutando de toda su esplendorosa maravilla.

Seudónimo: La golondrina Azul

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.