sábado, 1 de julio de 2017

58. LAS SEMILLAS. De Joseph1956


En ese lejano lugar perdido entre las montañas  de la Tierra, en las cimas de las montañas del Tibet, hay un árbol que no da frutos sino semillas parecidas al maní, las cuales tienen la extraña propiedad de hacer invisible por unos minutos a quien las come, sin embargo eso no lo sabe Lao Miu, quien toma un puñado de ellas y se las lleva al pueblo para jugarle unas bromas a sus amigos, ya que tienen un sabor al paladar dulce al comienzo pero a los pocos segundos pasa a ser extremadamente picante, lo que hace gemir y gritar a quien la come.
Por encontrarse solo no se da cuenta de su estado de invisibilidad, que se produce a los tres minutos de consumirla y se alarga por treinta, estando su pueblo a más de una hora.
Y a en él reúne a sus amigos, un total de diez adolescentes cuyas edades oscilan entre trece y quince  años.
-He encontrado una nueva variedad de maní, que según me ha dicho mi abuelo sirve para engordar y fortalecer los músculos.
Les cuenta una historia inventada que supuestamente ha sido narrada a su anciano progenitor de su padre por su tatarabuelo y todos acceden a comer las semillas.
Con cara de satisfacción ante la travesura lograda Lao ve como sus amigos corren despavoridos en diferentes direcciones profiriendo gritos ante el picor en sus bocas y de repente una turba despavorida casi lo aplasta gritando desesperadamente.
-Los fantasmas nos invaden.
El terror hace aparición en todos lados y cuando escucha una voz que emerge de la nada preguntándole.
-¿Qué le pasa a la gente?
Casi muere de un infarto al pensar que es un fantasma quien le habla.
Imitando a  todos corre hasta llegar exhausto al lago.  

Seudónimo: Joseph1956

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.