viernes, 7 de julio de 2017

69. LOS QUE LLEGAN. De Franz Dennis


En el pueblo no estamos acostumbrados a extraños, pero como llegaron tan paulatinamente… Hay, como es natural, cierto caos, confusión y algún que otro desmayo. Son idénticos a nosotros, los parroquianos, pero más silenciosos. ¿Qué misteriosa fuerza ha creado estos seres clónicos, por qué han empezado a acudir a este anodino municipio?
El primero de ellos casi pasa desapercibido. Era una copia exacta de Ramón, el que arregla bicicletas. Se apostó junto a la fuente y nadie le hizo el menor caso. Hasta que el "verdadero" Ramón llegó, se colocó junto a él y pudimos analizarlos, comparar sus simetrías de  una exactitud atroz. Después, empezaron a llegar en grupos de tres, de cuatro, docenas, a todas horas, de día y de noche. Se iban quedando en la plaza, desorientados, silenciosos. Daban mucho miedo cuando al amanecer los descubrías ahí, una multitud, todos quietos como estatuas, como figuras de cera de carne y hueso. Con la mirada perdida. ¿Serían inofensivos? ¿En qué estarían pensando? Además, ¿de dónde provenían?
La plaza se fue llenando de sosias. Eran nuestros dobles, nos imitaban en todo, incluso en la ropa y en los gestos más sutiles. Al cabo de una semana, en la plaza ya no cabía ni un alfiler y Gerardo, que siempre ha sido un bestia, les increpaba, mientras nos conminaba a acabar con ellos. Hubiera sido fácil tenderles una emboscada, entonces, cuando estaban todos apelmazados y quietos en el medio de la plaza. Pero comenzaron a deshacer la manada. A alejarse, a descomponer el pelotón de doppelgänger. Se mezclaron entre nosotros, gastaban bromas, nos imitaban en todo, se comportaban con total naturalidad. Al día siguiente comenzaron a desaparecer. La población duplicada volvía a estabilizarse, a reducirse a la unidad habitual. En realidad, no sabemos quiénes son los que faltan, albergamos la dudad de que los otros han acabado con nosotros y que ellos, los suplantadores, viven triunfales nuestras vidas.

Seudónimo: Franz Dennis

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.